InicioArchivoA diciembre de 2016, la deuda con Nación asciende a $ 7.936...

A diciembre de 2016, la deuda con Nación asciende a $ 7.936 millones

Desde la sanción de la ley de autorización de endeudamiento por hasta $ 10 mil millones, la gestión de Alicia Kirchner viene trabajando para poder obtener los fondos necesarios para superar la crisis financiera y económica en la que está inmersa la provincia.

En diciembre, se logró un préstamo sindicado de $ 850 millones, poco más de la mitad de los 1.500 millones que necesitaba Economía para hacer frente al pago del aguinaldo y los salarios del mes de enero.

En tanto que desde septiembre se trabajó en la selección del banco gestor de la operación financiera para la colocación del bono internacional de deuda, por USD 350 millones, que cubriría el déficit pensado para este año. Colocación que se pensó estaría lista para el mes de febrero, pero que se viene demorando, cuestión por la cual las autoridades santacruceñas responsabilizan al Gobierno Nacional y en particular a la oposición provincial de estar poniendo palos en la rueda para que dicha emisión no sea autorizada.

De hecho, en las declaraciones realizadas este sábado a Radio 10, Alicia Kirchner confirmó que siguen trabajando en el tema y que “vamos a salir” del ahogo financiero “si en 60 días o en 50, como me dicen, porque ya hicimos todos los trámites habidos y por haber, (y sólo) me falta el visto bueno nacional, sale el bono que es de 350 millones de dólares”.

En tanto, para paliar la urgencia, en declaraciones a C5N fue el vicegobernador Pablo González quien reveló que se avanza con la firma de un “mutuo” (es un tipo determinado de crédito) con el Banco Nación, “que podríamos estar firmando la semana que viene” (por la que comienza hoy). Y si bien no reveló el monto al que asciende esta operatoria, fuentes cercanas indicaron que podría ser por $ 900 millones. Esto permitiría “acomodar”, en parte, las fechas de pago a los trabajadores y jubilados de la Administración Pública Central.

El impacto salarial

El principal “gasto” que tiene el Tesoro Provincial, sin dudas, es afrontar el pago de los 33.788 trabajadores estatales provinciales y las 18.437 jubilaciones que al día de hoy se están pagando.

Entre las acusaciones que se escucharon en los últimos días, por un lado Eduardo Costa afirmó que los cargos estatales de la Provincia pasaron de 35.000 en 2015 a 38.500 en 2017, aumentando la planta en un 10% “sólo en la gestión de Alicia Kirchner”. Esta acusación no se condice con la lectura de los presupuestos, donde se fija la planta de personal tanto en planta permanente como contratada. El año 2015 terminó con una planta de personal de 33.275 cargos y para 2016 la planta alcanzaba los 33.788, es decir que apenas creció en 513 agentes.

Cabe señalar que por tradición la Ley de Presupuesto del año siguiente refleja o “blanquea” la cantidad de personal con la que se termina el año anterior.

Si se compara el presupuesto 2015, cuando la planta de personal ascendía a 31.333 cargos (27.394 en planta y 3.939 contratados) abarcando los tres poderes del Estado, con el de 2017, cuando el personal ascendía a 33.788 agentes (29.440 en planta y 4.348 contratados), esto implica un 7,8% de crecimiento en el período.

También la ex presidente Cristina Kirchner, haciéndose eco de una publicación de un matutino nacional, afirmó que la gestión de Daniel Peralta “sólo en 2015 subió la planta en 10 mil cargos”. Esto tampoco se condice con los presupuestos. En 2016 (presupuesto en el que se ratifica la totalidad de cargos con que termina el año anterior, es decir 2015) la planta ascendía a 33.275 trabajadores, 28.996 en planta permanente y 4.289 contratados. Esto implica una suba numérica de 1.942 cargos en total para el año 2015.

Si se toma desde el inicio de la gestión del ex gobernador, en 2007 la planta de estatales provinciales llegaba a los 24.269 cargos, 20.652 en planta y 3.617 contratados. Esto implica que la suba a lo largo de los 8 años de gestión fue de 9.006 cargos, lo que implica una expansión de la estructura estatal del 37,1%.

En un informe se aseguró que el empleo público aumentó un 54% en menos de 10 años y eso tampoco es real, al menos a nivel Administración Pública Provincial. De 2007 a 2017, la suba porcentual del empleo público alcanza el 39,22%. Cabe aclarar que en este punto se ignora el impacto de los municipios en la expansión del trabajo estatal.

Los números del déficit

A la hora de hablar del “déficit” provincial, la gobernadora aseguró que el arrastre es de 6.713 millones, aunque en el Presupuesto 2017 el mismo fue fijado en 6.200 millones de pesos.

En ese sentido, el principal peso del déficit provincial está radicado en el sistema previsional. Con 10.781 jubilados en 2007, el rojo de la Caja de Previsión Social ascendió a $ 125 millones de pesos. En 2017, con 18.437 jubilados, la proyección del déficit asciende a $ 2.170,7 millones, lo que implica que con un 71% más de jubilados, la necesidad de financiamiento del régimen previsional creció un 1.636%.

La provincia de Santa Cruz recibió desde el Gobierno Nacional, en los primeros cuatro meses de 2017, la cantidad de $ 1.170 millones, una cifra que ya representa el 63% de los adelantos financieros que se remitieron en apoyo para pagar salarios y aguinaldos durante todo el año 2016 ($ 1.860 millones), aunque en la práctica esos $ 1.170 millones se reducen a 600 millones, toda vez que las otras remesas mensuales fueron descontadas dentro del mismo mes y que quedó pendiente la devolución de marzo y abril.

La administración pública santacruceña ha sido oscilante en sus resultados fiscales en los últimos 10 años.

El balance 2007 cerró con un escaso superávit de $ 26 millones, pero ya en 2008 el resultado fue negativo en $ 510 millones, algo que logró revertirse con saldos positivos de $ 102 millones en 2009 y de $ 110 millones en 2010.

Pero en 2011 el déficit provincial fue de $ 642 millones y se alivió en 2012 con un saldo negativo de $ 556 millones, dentro de un esquema de cifras en rojo que se redujo a $ 65 millones en 2013.

En 2014, el déficit consolidado creció bruscamente a $ 2.037 millones y en 2015 llegó a $ 4.845 millones.

En este ciclo de casi una década, la provincia mantuvo una deuda con el Estado Nacional del orden de los $ 200 millones en 2007, que pasó a $ 230 millones en 2008 y se redujo a $ 185 millones en 2009 y a $ 160 millones en 2010. A partir de 2011, la deuda comenzó a tomar otras dimensiones y llegó a en 2012 a $ 607 millones, $ 618 millones en 2013 y saltó a $ 2.055 millones en 2014, para escalar hasta $ 6.308 millones en 2015, al cierre de la gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner. Mientras que en 2016, el compromiso de consolidación de deuda cerró en $ 7.930 millones.

(LOA)

También te puede interesar

Más Leídas