InicioArchivoCoparticipación La Patagonia pierde recursos

Coparticipación La Patagonia pierde recursos

La “distribución” de las compensaciones establecidas en dicho “Consenso” son otro ejemplo de la discrecionalidad y la falta de federalismo del Gobierno nacional.
En enero de este año, las dos jurisdicciones más beneficiadas tuvieron un incremento de su coparticipación federal en un 50,5 % (Buenos Aires) y un 59,7% (CABA), mientras que las provincias de la Patagonia crecieron entre un 34 y 37 por ciento.
Las compensaciones no son recursos genuinos -los cuales fueron disminuidos a partir del “Consenso”- sino que constituyen envíos de recursos negociados por Nación con cada provincia.
Las provincias de la Patagonia se vieron perjudicadas en el reparto de recursos por coparticipación federal de ingresos (excluidas las leyes especiales como el Fondo Federal Solidario, Fondo Educativo, Fonavi, etc).
El primer dato a destacar es que Chubut es una de las jurisdicciones más afectadas, ya que tuvo un incremento de la coparticipación del 35,2%, tres puntos menos que el resto de las jurisdicciones de la región. Esto se debe a que la provincia todavía no convalidó en su Legislatura el mal llamado Consenso Fiscal.
Las compensaciones, que son acotadas en el tiempo, mejoran un poco los niveles de incremento de la coparticipación pero en realidad expresan los recursos que Nación le quitó a las provincias. Por lo tanto deberían ser tomados como una contingencia y no como una verdadera distribución federal de ingresos.
Para el caso de Santa Cruz, el incremento de enero fue del 37,0%, y si se le agrega la compensación de 4,7 millones de pesos, el incremento asciende a 37,6% .
¿Los 4,7 millones de pesos de compensación, reemplazan la caída total de recursos estipulada en el Consenso Fiscal? Por caso, para 2019 la provincia deberá resignar aproximadamente un 20 por ciento de su recaudación (Ingresos Brutos), los cuales no serán compensados.
En total, el Gobierno nacional distribuyó 777 millones de pesos en concepto de compensaciones -por la caída de recursos reales en las provincias-, de los cuales, las jurisdicciones de la Patagonía sólo recibieron 66 millones, menos del 10 por ciento del total.
Ahora, si incluimos en la distribución de recursos nacionales las leyes especiales, incluida la “compensación” por los recursos que le quitó la Nación, la ecuación no mejora para las provincias de la Patagonia.
En cuanto al Fondo Federal Solidario, un instrumento pensado para distribuir un porcentaje de las retenciones a la soja para financiar obra pública en los municipios, también tuvo un fuerte retroceso en enero como consecuencia del “Pacto Fiscal”.
A esta altura, puede señalarse que el desfinanciamiento del Gobierno nacional incluye los recursos coparticipables, el Fondo Federal Solidarario, sumado a los recortes de obra pública. Y en el caso de la Patagonía, el desfinanciamiento también se afianza con la ausencia de directrices claras en el llamado Plan Patagonia, el cual carece de presupuesto y estructura ejecutora.
La caída de los recursos del Fondo Federal Solidario para las provincias de la Patagonia fue del 38 por ciento.
La provincia más afectada por este recorte fue Chubut, ya que al no haber refrendado el Consenso Fiscal en su legislatura registró una baja del 93 por ciento en los recursos recibidos por el FFS. En total, esta jurisdicción recibió 6 puntos porcentuales menos de recursos de origen nacional (incluidas leyes especiales) que el resto de las provincias patagónicas.
En el esquema antifederal del Gobierno central, las jurisdicciones que pican en punta son la CABA y la provincia de Buenos Aires. Allí termina el federalismo de la Alianza Cambiemos.
Fuente: Agencia Cadena del Sur

También te puede interesar

Más Leídas