InicioArchivoLa Cámara de Diputados busca dar media sanción a la ley de...

La Cámara de Diputados busca dar media sanción a la ley de alquileres y de góndolas

Los diputados sesionarán por última vez con la actual composición antes del recambio parlamentario del diez de diciembre. Por lo general este es un encuentro donde se tratan un importante número de iniciativas de los diputados. Sin embargo, ante la falta de acuerdos sobre el temario, la sesión se concentrará en la media sanción de la consensuada ley de alquileres, que extiende el contrato a tres años y contempla una indexación anual mixta de inflación y aumentos salariales; y la llamada ley de góndolas, que pone límites a conducta monopólicas en supermercados.

De todas maneras, las negociaciones no cesaron y continuarán hasta poco antes del comienzo de la sesión, prevista para las 11.30 para terminar de definir el temario con otras propuestas “sin objeciones y disidencias” especialmente de aquellos diputados que terminan su mandato. En tanto, quedó relegado la intención de Cambiemos de tratar en esta sesión su dictamen de “ficha limpia ”, que propone prohibir las candidaturas de aquellos funcionarios condenados en segunda instancia judicial, que tiene disidencias dentro de su propio intrebloque y duros cuestionamientos en la mayoría de las bancadas hasta ahora opositoras. Por eso Cambiemos, insistirá con su tratamiento en una sesión especial solicitada para este jueves.

Nadie quiere una sesión conflictiva en la que será para muchos diputados la despedida de sus bancas. Tampoco será una tradicional sesión de cierre del año legislativo, exenta de disidencias. La convocatoria tendrá entre sus ejes el trabajoso dictamen sobre la ley de alquileres que rubricaron oficialistas y opositores.

De qué trata la ley de alquileres
El texto introduce varias modificaciones al actual sistema de alquileres. Entre ellos, la duración de un contrato para vivienda, que se extenderá de dos a tres años; la actualización anual del valor del alquiler a través de un índice conformado en partes iguales por las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que deberá ser elaborado y publicado mensualmente por el Banco Central.

Además, la iniciativa propone también fijar un nuevo sistema de garantías y evita que los propietarios exijan a los inquilinos pagos adelantados por montos que superen el valor de un mes de alquiler. La idea es darle media sanción para que el dictamen no pierda estado parlamentario a la espera de que el Senado la convierta en ley antes del 30 de noviembre cuando finaliza el período de sesiones ordinarias.

Qué es la ley de Góndolas
El dictamen que estará en debate fue el que suscribió el peronismo unido en mayo pasado pero que nunca había llegado al recinto. La iniciativa busca regular la competencia de las marcas en las góndolas de los supermercados para evitar prácticas monopólicas que perjudiquen a los consumidores y fue una propuesta del Frente de Todos durante la campaña electoral.

Aunque la iniciativa cuenta con el aval de los distintos bloques legislativos, la diferencia entre el FdT y Cambiemos no es menor. El dictamen del peronismo propone que los productos de una misma marca no superen el 30 por ciento de la oferta en la góndola, mientras que Cambiemos no fija un espacio tope.

Qué proyectos no se debatirán

Entre los proyectos que quedaron fuera del temario está la Ley de Talles. El “Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria” (Suniti), que obtuvo dictamen hace pocos días atrás no llegará esta vez al recinto.

Por último, un grupo de diputadas que trabajó transversalmente a favor de la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, buscó infructuosamente incluir en el temario un proyecto para garantizar el cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral en todo el país. Un proyecto que cuenta con dictamen favorable desde septiembre de 2018. Pero la resistencia de los “celestes” frustró una vez más su tratamiento.

En tanto, se incorporó al temario una lista de 40 proyectos “sin objeciones ni disidencias”, que quedaron relegados en un año parlamentario signado por la estrategia del actual oficialismo de clausurar el debate político, y especialmente económico, en el Congreso, donde solo se avanzaba con los proyectos de la Casa Rosada.

También te puede interesar

Más Leídas